Disfruta de la naturaleza y el deporte

Los puertos de Tortosa-Beceite

Los Puertos de Tortosa-Beceite es un macizo montañoso de 800 quilómetros cuadrados que se encuentra entre tres comunidades autónomas: Catalunya, Aragón y la Comunidad Valenciana.

Catalogado como un espacio de interés natural por la Generalitat de Catalaunya en el año 2001, este espacio puede presumir de ser uno de los mejores de toda Europa por su exótica fauna y flora, entre los que destacan sus especies vegetales tanto africanas como nórdicas. Además, las formaciones geológicas dibujan un paisaje característico con numerosos recursos naturales que han sido aprovechados desde los primeros pobladores hasta hoy.

En la época medival y moderna la madera que se producía, juntamente con la que bajaba por el Ebro, convirtieron Tortosa en uno de los grandes centros de distribución de bigas para la construcción de edificios en la Corona de Aragón y otro pueblos lejanos, hasta el punto que en diversos puntos de la Mediterránea los grandes troncos eran conocidos como “tortosins”.

 

El pueblo de Roquetes acoge el principal punto de información del parque natural y, a su vez, es la puerta de entrada a la montaña Mont Caro, la de mayor altitud de los puertos. Este pueblo se encuentra bien comunicado por la autopista AP-7 y el eje del Ebro.

 

El pueblo de Arnes, limítrofe con Terol, tembién es una buena posibilidad para adentrar-se en el parque a través del párquing dels Estrets.

Paisajes sorprendentes con una geología única

 

Los Puertos es un sistema por el que atraviesan grandes ríos que excavan profundas gargantas a su paso. Sus montañas destacan por su singularidad i altura, siendo la más alta Mont Caro con 1.447 metros. Uno de los elementos más característicos de los Puertos son sus formaciones rocosas que dibujan formas geológicas caprichosas y genuinas. Entre ellas, destacan las rocas de Benet, piedras muy vistosas que se han convertido en el verdadero símbolo del pueblo.

 

El Ventador es otra de las zonas del parque a destacar. Su impresionante conjunto de simas, la vegetación y las aguas rápidas del río Canaletes dejan a cualquier visitantes mudo ante tal belleza. El Salt de Satorres tampoco nos dejará indiferentes debido a la combinación de la naturaleza y el hombre para aprovechar la energía hidráulica del río.

 

Y es que no es sorprendente la diversidad de la naturaleza en una zona con grandes contrates climatológicos, donde los vientos huracanados pueden llegar hasta a los 150 km/h.

Un paraíso botánico y deportivo

 

Con más de 1.000 especies diferentes, el Parque Natural de los Puertos destaca por sus hayedos, protegidos gracias a la “Reserva Natural Parcial dels Fagedes dels Ports”. El inmenso conjunto de hayas es tan impresionante que se hizo necesario dotarle de una protección especial ante posibles amenazas.

 

Y no sólo llama la atención por el gran número de estos árboles, sino porque curiosamente este tipo de árboles son propios de climas húmedos y fríos. Por este motivo, las hayas se encuentran situadas al fondo de los barrancos y orientadas hacia el norte, lo cual diferencia este hayedo de lo otros en Europa, que suelen crecer en las planas.

 

La variedad paisajística del Parque Natural de los Puertos lo convierte en un excelente lugar para los deportes al aire libre. Senderismo, escalada, puenting, trecking, barranquismo,etc. Además, los itinerarios a pie, a bici o en coche 4×4 son un plan perfecto para toda la familia.

 

Los senderistas tienen aquí un inagotable lugar para perderse, pero les recomendamos la ruta más famosa: la de los Estrechos. Un recorrido de cinco kilómetros con un pequeño desnivel de 70 metros que es perfecto para los más pequeños de la casa. Esta ruta puede empezarse desde el párquing sud de La Franqueta o el de los Estrechos, dento del propio parque.

 

 

Otra buena forma de visitar esta enorme extensión natural es a través de las vías verdes: caminos asfaltados que antes formaron parte de la vía del tren de Tortosa.

 

Si con todo lo que os hemos explicados no tenéis suficiente, no os preocupéis, el entorno del Parque Natural de los Puertos ofrece muchas más posibilidades para todos los gustos, públicos y tipos de actividad.

 

Por eso, os recomiendo descubrir la ruta de La Cueva de Picasso, si lo que queréis es caminar por el parque y conocer más sobre este ilustre pintor. Otra opción es recorrer los pueblos de la zona entrando en Terra Alta. Y si sois de los que creéis que nada es mejor que una buena mesa con vino… os recomendamos visitar los Paisajes del Vino.